LA OPA Y EL TALANTE HIPÓCRITA

El diccionario de la lengua española de la Real Academia define la hipocresía como el fingimiento de cualidades o sentimientos contrarios a los que verdaderamente se tienen o experimentan. La hipocresía del gobierno de Zapatero se está cebando ahora en una institución tan importante como el Tribunal de Defensa de la Competencia. Hipocresía que intenta revestirse de talante pero que en realidad se acaba convirtiendo una vez más en talante hipócrita.

Porque fingimiento de cualidades contrarias a las que verdaderamente se tienen es el hecho de haber proclamado la libertad económica en el texto del programa electoral socialista y a la hora de la verdad estar a punto de asestar un duro golpe a la competencia en el sector energético con la aprobación de la OPA de Gas Natural sobre Endesa a pesar de la oposición del Tribunal de Defensa de la Competencia. Porque, en efecto, los socialistas decían allí que “en aquellos sectores en que, por sus características, subsistan situaciones de monopolio o de posiciones de dominio de mercado, es necesario que la regulación se oriente a facilitar el avance de la competencia y a impedir el abuso de posición dominante por parte de las empresas con poder de mercado”. También se abogaba allí por una serie de medidas para “respetar la libertad económica” y sobre el sector energético, el programa del PSOE incluía “limitar el poder horizontal y vertical de los mercados energéticos”.

Esa hipocresía en las actuaciones con respecto a lo proclamado anteriormente confundiendo a la mayoría de los votantes puede tener graves consecuencias ya que las concentraciones abusivas dan lugar a una menor independencia de comportamiento para mayor número de agentes con lo que se extiende el control desde las cúspides del poder económico ya que el dinero no es otra cosa que control del trabajo futuro. La participación en negocios de todo tipo por las instituciones financieras –véase La Caixa en este caso que participa en grandes corporaciones pertenecientes a sectores estratégicos monopolísticos u oligopolísticos recientemente liberalizados- da lugar a integraciones multisectoriales que pueden ser peligrosas para la competencia. Es mucho más rico para el conjunto confiar en la autonomía e independencia solvente de los agentes y en la coordinación espontánea de los mercados.

Actuaciones de ese tipo perjudican con especial gravedad a los menos pudientes ya que la inflación perjudica a los más débiles que van perdiendo poder adquisitivo a medida que los precios aumentan. El desarrollo en extensión e intensidad de la competencia innovadora tiene un efecto desinflacionista notable siendo el instrumento más importante para avanzar en un crecimiento fuerte y continuado sin tensiones en los precios.

Espero que sólo sea una mera casualidad que Putin en Rusia esté intentando reinventar y controlar a las antiguas repúblicas soviéticas que salieron de su órbita a través de las amenazas y más que amenazas de restringirles o incrementar desorbitadamente los precios del gas. Se trataría también de controlar a los demás controlando su estructura energética. El paralelismo puede ser preocupante si se consuma la OPA.

JJ FRANCH

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: