FEDERALISMO Y CORRESPONSABILIDAD EN MATERIA DE COMPETENCIA

INTRODUCCIÓN

Quisiera resaltar en primer lugar la importancia jurídica, económica y política del tema que nos ocupa. Bruno Leoni afirma en su libro La libertad y la ley: “Hoy en día la libertad y la coacción dependen más y más de la legislación. La gente comprende en general plenamente la extraordinaria importancia de la tecnología en los cambios que están teniendo lugar en la sociedad contemporánea. En cambio, parece no comprender tan fácilmente los cambios paralelos ocasionados por la legislación, a menudo sin ninguna conexión necesaria con la tecnología.”
Otro autor, Friedrich August von Hayek, premio Nobel en 1974, afirma en su obra Derecho, legislación y libertad: “La sociedad sólo puede subsistir si por algún proceso de selección surgen normas capaces de inducir a los individuos a comportarse según esquemas compatibles con la convivencia social. Las características especiales del orden existente serán consecuencia de las normas que guíen el comportamiento de los individuos, es decir, de su propensión a obedecer ciertas normas de conducta en que el orden se basa. (…) De pocas cosas puede estar tan persuadido el estudioso de las instituciones sociales, como del hecho de que lo que en realidad determina el esquema social no son los objetivos a corto plazo, sino las preconcebidas ideas de tipo general, bajo cuyo influjo se acostumbra a decidir las cuestiones de carácter coyuntural.”
Y finalmente, para completar una trilogía inicial de citas que enmarcan este trabajo, otro premio Nobel de Economía James M. Buchanan nos dice: “Las reglas que coordinan las acciones de los individuos son importantes y cruciales para entender el proceso de interdependencia. Los mismos individuos, con las mismas motivaciones y capacidades, pueden generar resultados completamente diferentes bajo conjuntos de reglas que difieran, con implicaciones radicalmente diferentes para el bienestar de cada uno de los participantes. (…) Sin comprender cómo los individuos que construyen un orden social actúan entre sí, y cómo los diferentes conjuntos de reglas afectan a esas interacciones, a los participantes les resulta imposible hacer cambios pensados y meditados en las reglas existentes o incluso comportarse prudentemente con respecto a la preservación de aquellas reglas que han probado ser aceptablemente eficientes en el funcionamiento de la sociedad como tal.”

Las leyes de Defensa de la Competencia son el núcleo fundamental sobre el que se asienta la construcción europea, siendo el germen inicial que, introducido ya en el Tratado CE, ha ido creciendo y manifestando su potencialidad al hacer posible la Unión Europea y la Unión Económica y Monetaria. La consolidación de dicha Unión Económica y Monetaria, así como la ampliación reciente de la Comunidad a los países de Europa Central y Oriental hacen más urgente la necesidad de adaptar la cultura de la competencia a los nuevos tiempos caracterizados por la internacionalización de la economía, la globalización y los peligros de los rebrotes inflacionistas que necesitan ser aminorados con la aplicación rigurosa de las políticas de competencia en todos sus aspectos.

JJ FRANCH

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s