LA LIBERTAD: FUENTE DE INFORMACIÓN

 

La libertad, como flexible capacidad de autodeterminación hacia fines futuros, se nos presenta como fuente inagotable de información para el resto de ciudadanos que componen la sociedad humana. Para conseguir sus fines peculiares y concretos en cada circunstancia, cada persona necesita y busca determinados medios en su actución económica demandándolos en los distintos mercados. Al demandar esos medios específicos, el sujeto está ya indicando e insinuando qué fines son los que prevalecen para él. Los precios tienden a reflejar esas preferencias históricas subjetivas por lo que, para que se den auténticos precios, es necesaria la libertad.

Esa variabilidad de autodeterminación hacia los fines propia de la libertad, junto con la considerable diversidad de los individuos, es lo que individualiza (hace individuo) a todo ser humano y lo que individualiza (hace único) cada acto de intercambio y cada precio. Sólo a través del libre mercado es posible coordinar en nuestras complejas sociedades abiertas la ilimitada variedad de la naturaleza humana y el amplio grado de diferencias en la potencialidad y capacidad de los individuos. Como indica Hayek la “biología”, cuya piedra angular es la variabilidad, confiere a cada ser humano un conjunto único de atributos que le otorgan una dignidad que de otra forma no podría poseer.

La individualidad radical de todo agente económico es la razón sobre la que se sustenta el insoslayable recurso a la libertad para aprovechar los especiales conocimientos y habilidades de cada uno en orden al acrecentamiento de la humanización de las condiciones de vida. La libre disposición de sí mismo es esencial para poder actuar de acuerdo con su conocimiento único, en cuanto se refiere a alguna circunstancia especial, y, al propio tiempo, usar sus oportunidades y habilidades individuales dentro de los límites por él conocidos y para su propio e individual interés. Paradójicamente, es el reconocimiento de nuestra inevitable ignorancia sobre las circunstancias ajenas, otras veces tambièn de las propias, y de muchos factores que fundamentan el logro de nuestros fines y medios vitales, donde descansan los argumentos màs incontestables y favorables a la libertad individual. La sociedad libre y abierta puede hacer uso pràctico y teórico de mucho màs conocimiento del que la mente del màs sabio científico o legislador pudiera abarcar debido a la renuncia al control directo, jerárquico y piramidal de los esfuerzos individuales. El mercado y su libertad son una fuente de información continua.

JJ Franch

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: