ENTIDADES PRIVADAS NO LUCRATIVAS

 

La identificación de sector privado con economía de mercado, guiada por el exclusivo afán de lucro personal, da lugar a que la disyuntiva radical entre sector privado y sector público se convierta en una disyuntiva entre economía de mercado y sector público. Esa radical disyuntiva no tiene que ser necesariamente así. No toda la producción de bienes colectivos, que no puede estar en manos de la economía de mercado, tiene que estar en manos del aparato burocrático estatal. Existe una tercera vía intermedia representada por las entidades, fundaciones y en general asociaciones, sin ánimo de lucro, que canalizan socialmente la liberalidad de los particulares para labores de carácter colectivo más acordes con las preferencias sociales. El beneficio no viene medido en estos casos con el puro dato monetario de diferencial de ingresos y costes contables, sino que adquiere una dimensión social y cualitativa que permite augurar una sociedad más solidaria y humanizada. Las fundaciones permiten canalizar las ilusiones y afanes diversísimos de multitud de ciudadanos hacia proyectos comunes posibles, que serían imposibles desde una perspectiva puramente lucrativa a corto plazo, pero que se hacen realidad por la colaboración libre y armónica de muchos.

Las fundaciones se justifican por su función social. Llegan a donde no lo puede hacer el Estado, asumiendo tambièn tareas de alto riesgo social. Las fundaciones son instrumentos de progreso porque identifican las demandas sociales y aportan capital para el bien público sin los problemas burocráticos de las instituciones oficiales. Se necesitan unas leyes que premien estos actos solidarios, ya que, mientras no sea así, se seguirá premiando a entidades prepotentes, más celosas de su propia notoriedad que de apoyar las experiencias que acomenten diariamente los espíritus más solidarios.

Se hace necesario, por todo ello, generalizar la conciencia de que existe este sector y que se precisa su reconocimiento como tal. De su desarrollo pueden esperarse producciones sociales y sistemas de comunicación y organización que sin duda colaborarían de forma importante en la articulación y estructuración de la sociedad y facilitarían el incremento de la iniciativa y de la acción de los individuos en su calidad de ciudadanos, con todo lo que ello pueda aportar al desarrollo del conjunto de la estructura social. El sector no lucrativo es una tercera vía en la producción de bienes y servicios sociales, pero no está desconectado ni cerrado a su colaboración con el sector público y con el sector empresarial. Mas bien al contrario.

JJ Franch

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: